Llamános al +5411 4409-9343

Un caso clínico. ¿Esposible recuperar la calidad de vida?.

La Dra Gloria Pizzuto nos relata un caso clinico 

Mejora terapeútica en un caso de fibromialgia

Es necesario destacar en este caso la perseverancia y buena actitud para acceder al estado de salud por parte de la paciente y como decimos en toda oportunidad de relación médico paciente – “El paciente y el médico son socios en el proceso terapéutico para mejorar”.

Mujer de 60 años que consulta por:

  • Dolores musculares generalizados (cérvicodorsalgia, lumbalgia y rigidez de miembros superiores e inferiores).
  • Infecciones urinarias a repetición
  • Ataques de pánico

Desde hacía diez años recorría profesionales médicos sin hallar un tratamiento certero. Fueron descartadas enfermedades neurológicas, reumatológicas, endocrinológicas y psiquiátricas.

En su historia de eventos traumáticos tempranos existía el antecedente de violencia matriarcal por lo que pudimos sospechar des una visión integrativa que el impriting de sus “huellas químicas” habían acatado un estado de indefensión aprendida que fue activado con los años al contraer matrimonio con una pareja violenta verbal y física.

Algunas frases que nos reflejaban la historia son:

  • Nunca serví para nada
  • Soy una inútil
  • Me duele el alma
  • Mis piernas desde chica me impidieron correr

Después del primer encuentro médico fueron solicitados los estudios de neurotransmisión (información neuronal y biológica del cuerpo) que evidenciaría la sospecha del diagnóstico y por cierto destacamos tres neurotransmisores en cuestión.

El eje de cortisol, responsable de la adaptación del individuo al medio que lo rodea y como era de esperar una hipercortisolemia estaba grabada “la desesperación por adaptarse a un medio hostil”. La serotonina plaquetaria, neuroquímico responsable de detener la acción – y ¿cómo podía detener la acción del maltrato recibido?- por lo que dicha neurohormona estaba en el límite normal inferior, como si fuera a caer de la historia de vida. Y por último lo que determinaría el diagnóstico dado que no hay fibromialgia sin interleukinas elevadas, ¿qué son las interleukinas? Productos de defensa originados en los glóbulos blancos, -¿cómo no iban a estar elevados? El sistema inmunológico a través de los años estaba “enloquecido” tratando de salvaguardar la situación.

El tratamiento neurofarmacológico instituído de acuerdo a la neuroquímica tóxica de cada individuo por lo que decimos “no hay enfermedades sino enfermos”, la psicoterapia de apoyo para resignificar los “dolores del alma” y la buena adherencia a la terapeútica otorgaron a esta paciente una recuperación de su calidad de vida en un 90%. Hablamos de recuperación de calidad de vida porque no existe la cura – ¿cómo haríamos para desintegrar las vivencias experimentadas? Por eso en estas enfermedades englobadas en síndromes sensitivos centrales hablamos de mejoras en la calidad de vida, como lo logró esta paciente que pudo expresar finalmente – desaparecieron mis dolores musculares, mi dificultad respiratoria, mi temblor en las manos y me río a carcajadas!